¿Qué ocurre?

A lo largo del embarazo, y de forma progresiva, el cuerpo se ha ido modificando y modelando para dar cabida a nuestro bebé. Es un proceso que tiene una duración aproximada de unas 40 semanas.

  • El nido del bebé, nuestro útero, pasa de tener el tamaño de un puño aproximadamente, cuando no estamos embarazadas, a estar justo por debajo de las costillas al final del embarazo... ¡Impresionante!
  • Nuestros 7 u 8 metros de intestinos se han ido desplazando hacia los lados y hacia arriba para ir dejando espacio a nuestro bebé.
  • Y los músculos abdominales que recubren el vientre con sus cuatro capas han ido expandiéndose lentamente, envolviendo y protegiendo a nuestro bebito.

Y nace nuestro pequeño… ¿Qué le ocurre a nuestro cuerpo?

Lo que ha tardado casi 10 meses en expandirse y acomodarse, de golpe, en unas horas, se modifica  de nuevo.

  • El bebé ya no está en el interior.
  • El útero pasa de la altura de las costillas a colocarse por debajo del ombligo…
  • Los intestinos se encuentran, de repente, con un montón de espacio, flotando…
  • Los músculos abdominales ya no tienen esta turgencia; se encuentran sin tono…

El puerperio (“la cuarentena”), es decir, las seis semanas tras el parto, es el momento de transición que permite al útero recuperar el tamaño previo al embarazo: el tamaño preconcepcional.

¿Cómo se recupera tu cuerpo?

¿Quieres saber más?

Y moverme, yoga, ejercicio físico... ¿Cuándo? ¡Tengo unas ganas!

Durante estas seis semanas, y de forma progresiva, podemos ir realizando pequeños paseos, pequeñas salidas.

A partir de aquí, y siempre con el alta médica, se puede ir incrementando nuestra actividad física.

En el caso de que tu bebé haya nacido por cesárea, es muy importante que consultes con tu ginecólogo cuándo puedes retomar el ejercicio físico. La cesárea es una intervención quirúrgica mayor que requiere unos cuidados específicos.

¿Puedo dar de mamar y hacer deporte?

No está contraindicada la práctica de deporte ni de yoga en el posparto con la lactancia. El deporte y el yoga durante el posparto tienen múltiples beneficios:

  • Estimulan el sistema inmune disminuyendo el estrés y la ansiedad.
  • Mejoran la función cardiovascular y la calcificación de los huesos…
  • Y sobre todo, ¡nos hacen sentir bien!

La única actividad no recomendada en el puerperio inmediato es la natación. Como tampoco es recomendable la práctica de ejercicios que pudieran generar algún traumatismo en las mamas.

¿Afecta a la producción de leche el realizar ejercicio físico?

El ejercicio físico intenso en mujeres no entrenadas previamente sí podría provocar cambios en la producción de leche y en su composición. Por esta razón, el ejercicio físico moderado es idóneo durante este periodo.

¿Qué me ayuda?

  • Aumentar la ingesta de líquidos, puesto que además del deporte tu cuerpo los necesita especialmente ya que sigues produciendo leche para tu bebé.
  • Llevar una dieta equilibrada, variada y sana.

Entonces…

  • Elige la actividad física que más te guste siempre que no te agote en exceso.
  • Elige un sujetador con el que te sientas a gusto, preferiblemente de algodón.
  • No te olvides de que el hecho de estar amamantando a tu bebé supone también un gran trabajo para tu cuerpo y que es fundamental respetar las tres pautas principales de este periodo: DESCANSO, BUENA HIDRATACIÓN Y BUENA ALIMENTACIÓN.
Por lo demás… ¡Disfruta de tu bebé y del deporte!