¿Qué ocurre?

El embarazo es un proceso que abarca alrededor de 40 semanas de gestación. La Fecha Probable de Parto (FPP) es un dato que tiene un valor importante para el seguimiento del embarazo. Para realizar el cálculo, se empiezan a contar días y semanas desde el primer día después de tu última regla. Debido a la forma en que se cuentan las semanas de embarazo, cuando tengas tu primera falta estarás ya en tu primer mes de embarazo (semana 4).

¿¿¿Qué???

De forma general el ciclo menstrual tiene una duración de 28 días: el día 1 correspondería al primer día de menstruación y el día 14 al de la ovulación (cuando ocurriría la fecundación). Esto quiere decir que según TUS CÁLCULOS, cuando te falte la regla y te hagas el test de embarazo (día 29 o día 30) estarías embarazada de dos semanas... ¿Sí?

Sin embargo, como el día de la fecundación es un dato que a veces es muy difícil de precisar, se le pregunta a la mujer cuál fue el primer día de su última regla, de forma que, el CÁLCULO "OFICIAL" comienza desde ese día. Por lo tanto, para cuando te falte la regla y te hagas el test de embarazo (día 29 o día 30) estarás embarazada de cuatro semanas ¿Comprendes ahora?

Esta es la razón, sencilla de entender, por la que muchas mujeres podemos estar confusas con la semana de gestación en la que nos encontramos.

Emociones

Si no te han cambiado la FPP y te han dicho que está todo muy bien en la ecografía, te sentirás muy contenta y feliz. Pero, si te han cambiado la FPP y no has comprendido bien las razones para ello, es posible que experimentes algo de confusión y dudes de si tú o tu bebé os encontráis bien.

Vivimos en un mundo en el que damos mucha importancia a los datos, las medidas y los números. Se nos pasa por alto reflexionar sobre un detalle: no todas las mujeres tenemos reglas de 28 días y no todos los bebés son iguales. Y esto implica que, con mucha frecuencia, no coincida la FPP de parto que te dieron en un primer momento con lo que "debería" medir tu bebé (según unas tablas) en relación a las semanas de gestación.

Te sugiero que si no comprendes este reajuste de fechas, preguntes tus dudas las veces que sea necesario para que puedas salir contenta y satisfecha de tu consulta prenatal. En este sentido, la confianza, calma y serenidad que te aporte el profesional sanitario al que acudas es muy importante. Porque durante el embarazo, como en la vida, tus emociones son igual de importantes que tu cuerpo. No se pueden disociar.

¿Quieres saber más?

Sabiendo lo anterior, puede ocurrir lo siguiente: cuando acudes a tu primera ecografía, hacia la semana 12 de gestación (SEGO), ya tienes una FPP (Fecha Probable de Parto) que se corresponde con la semana 40 de gestación contando desde el primer día de la última regla. Pues bien, en esta primera ecografía se mide a tu pequeño bebé, y según sus medidas se vuelve hacer una valoración de la semana de embarazo en que te encuentras.

Y pueden ocurrir varias cosas: 1. Que no varíe nada la FPP que ya sabías. 2. Que te den una nueva FPP con una o varias semanas hacia arriba o hacia abajo en relación a la primera FPP. Esta nueva fecha es la que, para el ámbito médico, tiene un valor real.

Pero si no lo entiendes bien, puedes salir muy confusa.

¿Qué me ayuda?

En realidad el hecho de conocer cómo se cuentan las semanas de gestación, desde el punto de vista sanitario, te es de grandísima ayuda.

Si después de una visita prenatal sientes incertidumbre o inquietud, te sugiero que expreses tu sentir. Puedes hablarlo con alguien de confianza con quién no te sientas juzgada, o quizá te ayude escribirlo y "vaciar" tu cabeza.